• EDENIA, EL SABOR DEL PARAÍSO
    Te garantizamos que la pera Edenia es la más jugosa del mercado, la pera con más sabor 

    (Consell Regulador de la Denominació
    d'Origen Protegida Pera de Lleida)

  • LIMONERA
    CON PERSONALIDAD


    Dulce y granulosa al paladar


  • BLANQUILLA
    LA MÁS JUGOSAJugosa, fundente y refrescante

  • CONFERENCE
    MUY CRUJIENTE


    Fina, jugosa y dulce, con un regusto refrescante

  • Las tres variedades La despensa de Europa. Una de cada dos peras que se producen en el Estado español procede de Lleida

  • Regístrate Y te haremos llegar recetas, curiosidades e información nutricional de la pera EDENIA
EDENIA y la salud Pilar Senpau
Pilar Senpau
PDF Imprimeix Correu electrònic

Nuestro horizonte es más verde que azul durante muchos meses del año. Siempre hay un campo con árboles frutales que nos recuerda que somos de una tierra donde la naturaleza ha sido generosa. Éste es el lugar donde, siguiendo el ciclo estacional, crecen año tras año las peras EDENIA. Peras que, gracias al clima duro de nuestros inviernos y a la tierra firme en la que arraigan los perales, se caracterizan por ser unas de las especies más dulces y nutritivas del mercado. 

El alto contenido en azúcares, juntamente con la vitamina B6 (piridoxina) y el magnesio, confieren a nuestras peras la virtud de facilitar la producción de serotonina, neurotransmisor celebral encargado, entre otros aspectos, de producir la sensación de bienestar. Para que esto pase, hay que comerse las peras solas; por tanto, serán una buena opción como merienda si queremos que, al llegar a casa, nuestras neuronas reciban un pequeño cobijo de bienestar a salvo del estrés y de las preocupaciones. 

Además, la presencia en esta fruta de la vitamina B3 (niacina), al ser una vitamina necesaria para convertir en energía los alimentos básicos que consumimos cada día –como el pan, el arroz, la pasta o la patata–, hace de la pera un alimento básico a incluir de forma habitual en la dieta, especialmente en la de nuestros niños y niñas, que necesitan dar una respuesta rápida a todo aquello que su corazón decida. Aquí radica la importancia de comer peras en cualquiera de los cinco ágapes diarios.

 

Entre los muchos nutrientes esenciales que nos proporcionan las peras, hay que destacar dos: el calcio y el potasio, minerales imprescindibles en multitud de reacciones metabólicas para el normal funcionamiento del organismo. El calcio, por ejemplo, es indispensable en el desarrollo de nuestro sistema óseo, sobre todo durante el crecimiento, el embarazo o la menopausia. El otro mineral, el potasio, es el encargado de mantener el equilibrio hídrico de las células, ayudando a eliminar los líquidos sobrantes, y es por ello que la pera es la fruta más recomendable en la dieta de las personas que padecen hipertensión o retención de líquidos. 

Finalmente, no podríamos dejar de lado la propiedad más popular de nuestras peras, que es la de ayudar a mover el intestino, contribuyendo así al normal funcionamiento del aparato digestivo.

Las tres variedades de pera acogidas bajo la denominación “Pera de Lleida” (limonera, blanquilla y conference) ocupan un lugar entre el conjunto de productos que configuran la dieta mediterránea. Y no tan solo porque aporten nutrientes de primera calidad para el normal funcionamiento del organismo, sino también porque, al reforzar el sistema nervioso y facilitar un buen estado de ánimo, nos ayudan a vivir de acuerdo a la filosofía mediterránea, que procura un estilo de vida más saludable.

 

Pilar Senpau / Médico y Escritora especialista en Nutrición